martes, 15 de febrero de 2011

USO DE LUCES ANTINIEBLA

Cada vez que caen dos gotas me hago la misma pregunta: ¿La gente es gilipollas? Vale que la mitad de la población madrileña considere necesario cambiar de carril cuando hay un charcho en la calzada. Es normal porque no se ve el fondo y vaya usted a saber lo que hay bajo el agua. Pero ¿de verdad es necesario deslumbrar a todo hijo de vecino con las luces antiniebla?

Hoy, mientras unos malditos capullos agradables señores me dejaban ciego me he parado a pensar que quizá no sea cuestión de inteligencia sino de desconocimiento de la normativa para el uso de las luces antiniebla. Así que me he decidido a explicar como se deben usar las luces antiniebla para ayudar a estas pobres almas en desgracia.

Según el código de la circulación (ese que te tienes que saber para poder conducir) las luces antiniebla delanteras deben utilizarse en condiciones de lluvia extrema o niebla. Como aclaración, añadir que hacer que tu coche parezca más bonito no es una razón para encender las luces antiniebla delanteras. Si tu cerebro no te permite distinguir entre cuando hay lluvia extrema o niebla y cuando tu coche ha de parecer bonito utiliza este truco. No las enciendas nunca a no ser que tengas que encender las luces antiniebla traseras.

También hay que aclarar que la utilización de la luces antiniebla delanteras no exime del uso de los intermitentes. He podido observar que ambos hechos, el uso incorrecto de las luces antiniebla delanteras y la ausencia de uso de los intermitentes, van, en un alto porcentaje de casos, asociados.

En cualquier caso, el uso de las luces antiniebla delanteras no es lo que más me preocupa. Por algo, el uso de estas luces no está tan restringido como el de las luces antiniebla traseras.

¿Cuándo usar las luces antiniebla traseras? El código de la circulación indica que las luces antiniebla trasera sólo pueden usarse en condiciones meteorológicas MUY desfavorables como niebla ESPESA, lluvia MUY intensa, FUERTE nevada o nubes DENSAS de polvo o humo.

Como no todo el mundo entiende lo que es fuerte o denso veamos algunas aclaraciones que pueden ayudar a entender como se usan las luces antiniebla traseras.

¿Cuándo encender las luces antiniebla traseras? Dos sencillas indicaciones para entenderlo.
  1. Si posees un peugeot 206 la respuesta es NUNCA. Por alguna razón tu coche está equipado, en lugar de con una mera luz, con un mini-reactor a base plutonio enriquecido que hace que el sol parezca una mancha oscura.
  2. En general puedes encender las luces antiniebla traseras cuando observes que no se ve bien al coche que tienes delante. Tal vez te preguntes como sabes que no se le ve bien si no le ves. Si es así, estás gastando demasiado dinero en tunning.
Aclaraciones al uso de las luces antiniebla traseras.
  1. La niebla espesa, la lluvia muy intensa o las fuertes nevadas no son infinitas. Cuando se acaben seguirás teniendo detrás conductores a los que estarás quemando la retina. Por el amor de dios,  apaga las luces cuando observes la visibilidad adecuada.
  2. El hecho de que la hayas pagado no es una razón para utilizar las luces antiniebla traseras. Si eres de los que opinan que sí aplícate el cuento al uso de los intermitentes. Al menos habremos ganado algo.
  3. Si vives en Madrid, una ciudad bien iluminada en la que generalmente se circula en atascos existe una regla muy simple para la utilización de la luz antiniebla trasera. NO LA USES NUNCA. No hace falta, gracias. De verdad que te veo cuando estoy a menos de cinco metros de ti aunque esté chispeando.
Retrato de un conductor tras una sobreexposición a la luz antiniebla trasera de un Peugeot 206
Espero que esto te aclare como se utilizan las luces antiniebla traseras o delanteras. Si te queda alguna duda y sabes escribir deja un comentario y la contestaré gustoso.

Es posible que en el futur me ocupe del correcto uso de lo intermitentes. No prometo nada.

Si tienes algo que comentar, comenta. Y recuerda que suscribirse es gratis.

2 comentarios:

Chandler M. Bing dijo...

¡Cuánta razón tienes!

Anónimo dijo...

A mí me pasa lo mismo. No creo que la gente sea gilipollas. Es una auténtica pasota y una auténtica anormal. Odio cuando me ponen las antinieblas y me deslumbran (especialmente los canis) Ahora, siempre que me hacen eso, les echo yo las largas

Related Posts with Thumbnails